Presentación

FORMARNOS PARA SER LUZ EN LA CIUDAD

 

 

Nuestra Iglesia particular se sabe enviada a anunciar el Evangelio en las culturas de la Ciudad; la convocatoria nace de la escucha y obediencia al Señor que nos dice: “¡Vayan y hagan discípulos!”; toma forma en el II Sínodo (1992), se prolonga en la Misión Permanente y adquiere un rostro renovado, con la Misión Juvenil.

 

El II Sínodo hizo énfasis en que para llevar a cabo el plan pastoral arquidiocesano es importante formar Agentes.

 

Todos los Agentes de nuestra iglesia particular estamos llamados a formarnos, con la finalidad de dar consistencia a la opción y compromiso por el anuncio del Reino en la Ciudad, y, a la vez, estar preparados para acompañar a otros bautizados a encontrarse con Cristo.

 

La formación «no es un añadido al trabajo que hemos impulsado, sino el eje fundamental, la columna vertebral del modelo de Iglesia que queremos y requerimos para nuestra Ciudad (OP 2009, 53)».

 

 

 

Acerca de nosotros

Pertenecemos a la Coordinación Arquidiocesana de Formación de Agentes de Pastoral (CAFAP), entre las cuales se encuentran las comisiones de: Vicaría de Área de Pastoral, Vicaría de Agentes, Vicaría para los Laicos, Equipo de Ediciones Pastorales, entre otras más.

Realizamos el itinerario formativo de los discípulos misioneros para la Ciudad de México, esto es con el fin de impulsar la renovación para avanzar en nuestra conversión como Iglesia Misionera.

 

Síguenos en