Programa de profundización en el ser y quehacer del facilitador

 

Este modelo o programa, tiene el propósito central de impulsar una formación integral de los facilitadores-agentes, para atender la formación básica. Está dirigido a todas aquellas personas que quieran desarrollarse como facilitadores, en cualquier ambiente de la formación básica (CEFALAE’s, centros parroquiales, comunidades menores, movimientos u otros).

Contempla trabajar el ser, saber y saber hacer del facilitador de forma simultánea, integral y transversal. Tiene como base los contenidos propuestos ydesarrollados para cada una de las tres dimensiones.

 

 

 

 

 

Se da en un ambiente experiencial y cálido, donde los facilitadores hacen comunidad con otros facilitadores, se asumen como los protagonistas de su propia formación, y son acompañados por un asesor en cada dimensión.

 

Áreas temáticas:

 

FORMACIÓN DEL SER: Identidad como facilitador

Esta dimensión afianza la identidad del facilitador tomando a Cristo como modelo, buscando absorber su pedagogía; lo capacita para permanecer abierto al Espíritu Santo, Maestro interior, para vivir en constante proceso de conversión, construir las bases para una espiritualidad sólida; hacerlo capaz de contagiar el espíritu de conversión, comunión y servicio y vivir su servicio como experiencia de Dios.

En esta dimensión se potencia la parte humana para lograr: equilibrio afectivo, sentido crítico, unidad interior, capacidad de relación y diálogo, espíritu constructivo y trabajo colaborativo.

 

 

 

FORMACIÓN DEL SABER: Claves temático-metodológicas

El modelo proporciona claves temático-metodológicas para acompañar contenidos fundamentales de la Formación Básica. Busca relacionar contenidos y metodología. El proceso recorre algunos manuales clave con el enfoque de caminar con los otros. Aporta los criterios doctrinales necesarios para manejar la serie de manuales; profundiza el contenido de la formación bíblico-teológica, las tres grandes etapas de la Historia de la Salvación: Antiguo Testamento, vida de Jesús e Historia de la Iglesia, así como los grandes núcleos del mensaje cristiano: Cristo, María, La Iglesia, los Sacramentos, la Liturgia, la Oración… Acerca a las fuentes privilegiadas de la fe: la Sagrada Escritura, la Tradición, el Magisterio, el Catecismo de la Iglesia Católica, el Concilio Vaticano II, las Conferencias latinoamericanas y documentos del magisterio local.

 

FORMACIÓN DEL SABER-HACER: Herramientas pedagógicas y didácticas

El modelo lleva al facilitador a crecer en su formación psicológica, pastoral y pedagógica; a planear, desarrollar y evaluar; alcanzar los objetivos de la formación, afianzar estrategias para coordinar al grupo; motivar, guiar, acompañar, dialogar y desarrollar habilidades de comunicación.

El saber hacer ayuda al facilitador a crecer en habilidades de acompañamiento expresados en mayor atención a las personas, en el arte de activar procesos de aprendizaje y de conducir el grupo hacia la madurez. Refuerza técnicas y otros recursos didácticos para animar la construcción de comunidad, dialogar…

 

Modalidades del modelo-programa:

  • Abierta, con una sesión mensual de asesoría (duración 3 años). Los facilitadores estudian su material, se reúnen una vez al mes acompañados por tres asesores capacitados.
  • Verano (3 veranos): en proceso.

 

Lugares:

Centros Arquidiocesanos (coordinados por Ediciones Pastorales) con las siguientes sedes:

-  Curia de la Arquidiócesis

-  Iztapalapa (Colegio Concepción Cabrera)

-  Tlalpan (Casa Hnas. de los Sagrados Corazones)

-  II Vicaría (diversos centros)

-  III Vicaría (sede)

-  VIII Vicaría (Xochimilco)

 

Asesores

Llamamos –asesores- a los agentes encargados de acompañar a los facilitadores en su proceso de crecimiento en la fe. Se trata de profesionistas provenientes de las carreras en Ciencias Religiosas o Ciencias de la Educación, de la maestría en Pedagogía Catequética, o con Diplomados emitidos por el Instituto San Pedro y San Pablo, UPM y otros institutos de Biblia y/o Teología. Reciben una capacitación para entender los propósitos, el estilo y la espiritualidad del programa, para así poder conducir adecuadamente a los facilitadores.

 

Reconocimiento final

El programa de profundización en el ser y quehacer del facilitador, ofrece dos tipos de reconocimiento:

 

a) Constancia de participación:

A quien haya cursado el Taller de Facilitadores y cubierto el 80 % de asistencias del programa de Profundización y entregado todas sus tareas.

 

b) Acreditación:

Al final de los programas se llevará a cabo un proceso de acreditación, tanto por parte del CEFALAE, como de Ediciones Pastorales, con los requisitos siguientes:

 

 

 

Nota: No requerimos memorización, sino comprensión, capacidad para mirar las actitudes de fe, inmersas en el contenido; habilidad autodidacta. La exigencia se refiere al desarrollo de comprensión suficiente y adecuada.

 

 

 

 

 

Acerca de nosotros

Pertenecemos a la Coordinación Arquidiocesana de Formación de Agentes de Pastoral (CAFAP), entre las cuales se encuentran las comisiones de: Vicaría de Área de Pastoral, Vicaría de Agentes, Vicaría para los Laicos, Equipo de Ediciones Pastorales, entre otras más.

Realizamos el itinerario formativo de los discípulos misioneros para la Ciudad de México, esto es con el fin de impulsar la renovación para avanzar en nuestra conversión como Iglesia Misionera.

 

Síguenos en