Agentes

 

 

 Algunas orientaciones para los agentes:

 

  • La formación inicial ha de adaptarse al contexto de los interlocutores y comunidad.
  • La comunidad ha de promover, acoger y continuar la formación de los interlocutores.
  • La formación ha de pasar de ser personal a comunitaria.
  • La formación inicial ha de mantener su esencia kerigmática, de iniciación a la fe y su carácter fuertemente experiencial, es necesario no confundir su finalidad con etapas posteriores del itinerario, para no quemar procesos.Los momentos de la formación inicial no son lineales, pueden ser necesarios o no, de acuerdo al tipo de interlocutor, edad y situación de fe.La catequesis de adultos (ciclo A, B y C) es útil como proceso de evangelización y catequesis, puede ser paralelo a otra etapa y favorece la vivencia en comunidad.
  • Después de haber vivido la experiencia del kerigma, se recomienda pasar a la catequesis kerigmática o a la Reiniciación Cristiana.
  • Para impulsar la formación inicial es útil sectorizar la parroquia, realizar convocatorias dirigidas hacia los alejados.
  • Se requiere conformar equipos misioneros, hacer celebraciones de envío, celebrar el caminar; dar continuidad a las personas formadas.
  • Por ser esencialmente misionera, las acciones de la formación inicial han de dirigirse hacia afuera, en busca de los alejados.

 

 

 

 

 

Acerca de nosotros

Pertenecemos a la Coordinación Arquidiocesana de Formación de Agentes de Pastoral (CAFAP), entre las cuales se encuentran las comisiones de: Vicaría de Área de Pastoral, Vicaría de Agentes, Vicaría para los Laicos, Equipo de Ediciones Pastorales, entre otras más.

Realizamos el itinerario formativo de los discípulos misioneros para la Ciudad de México, esto es con el fin de impulsar la renovación para avanzar en nuestra conversión como Iglesia Misionera.

 

Síguenos en